La Basílica de San Lorenzo, en Huesca

La iglesia de San Lorenzo en Huesca, fue construida entre 1608 y 1703. Le concedió el título de Basílica de el Papa León XIII y se levantó sobre un antiguo templo románico en la plaza de San Lorenzo. 

Basilica San Lorenzo Huesca

Se dice que en el sitio donde se levantó la Basílica, anteriormente vivían los padres de San Lorenzo, Santo patrón de Huesca que fue torturado sobre una parrilla delante del emperador romano Decio, por no haber cedido ante sus pretensiones, pues este quería que san Lorenzo entregara los tesoros de la iglesia para financiar la guerra, san Lorenzo en respuesta mandó a llamar a todos los enfermos, pobres huérfanos, viudas y lisiados y los presentó a él como el mayor tesoro de la iglesia. Esto provocó la ira del emperador, quien termino torturando el santo sobre la parrilla.

En las mañanas del 10 de agosto los danzantes bailan frente a la puerta de la Basílica en honor al Santo y se realiza una Parrilla con flores y albahaca para presentarla como ofrenda. 


Estructura arquitectónica de la Basílica de San Lorenzo

A la iglesia medieval de estilo gótico que se construyó en un principio, el Rey Jaime II ordenó que se le hicieran unas ampliaciones, para darle paso a una iglesia mucho más amplia que la anterior, en el siglo XVII. La torre aún conserva su estilo antiguo. 

La fachada del templo es de estilo barroco, la planta del salón se compone por tres naves de igual altura, estas se dividen en cuatro por medio de pilares cruciformes. En los tramos laterales de las naves se encuentran las capillas, la nave central es abovedada con lunetos, las laterales con aristas. En la parte del crucero se eleva una cúpula sobre pechinas.

Basilica San Lorenzo Huesca

Aun se puede percibir influencia renacentista en la arquitectura del templo, pero su interior es plenamente barroca, en la nave central se encuentra el retablo mayor centrado en la vida del santo patrón, este se dispuso allí en el siglo XVII, también se encuentran allí dos lienzos alusivos a la tortura de San Lorenzo sobre la parrilla y la virgen de la asunción, también se debe destacar otra serie de retablos que hay en el templo. 

Basilica San Lorenzo Huesca

En la sacristía reposa el busto en plata de San Lorenzo del siglo XVI, el cual acompaña la procesión que se realiza para sus fiestas patronales de Huesca en agosto.

La fachada del templo es en ladrillo de zócalo de piedra, se compone de tres cuerpos flanqueados por pilastras, su exterior cuenta con tres puertas de acceso al templo, cuando ves su fachada puedes notar que tiene forma de parrilla invertida, la parte de la torre se interpreta como el mango, y las hileras de ladrillos se asemejan a las rejas, en su fachada también se hallan hornacinas que albergan la escultura de san Lorenzo y  las de sus padres, el obispo San Orencio y Santa Paciencia.

La Basílica de San Lorenzo en Huesca, ha sido declarada como Bien del Patrimonio Cultural Aragonés, al igual que todo el mobiliario que se encuentra en la Basílica.

Interior Basílica de San Lorenzo, en Huesca.
Interior Basílica de San Lorenzo. Foto gracias a Wikimedia

Texto DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a pie de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0