Castell de Sin

Los restos de la antigua fortaleza conocida como el Castell de Sin están ubicados en la comarca de la Ribagorza, en el Tozal de la Viñas, un lugar que es muy privilegiado por tener las mejores vistas de las montañas circundantes, entre ellas los macizos de Turbón y Cotiella, junto con las sierras de Sis, Chordal, y ferrera entre otras.

El Castell de Sin era una fortaleza de origen romano construida en la Ribagorza a finales del Siglo IX,  formaba parte de una línea defensiva integrada por las fortalezas de Naspun, Peralta y Berbedel, en el año 908 fue destruida luego de la incursión de tropas del moro Al Tawil. Fue reconstruida, pero terminó abandonada en el transcurso de los siglos XII y XIII.

Para llegar hasta el Castell de Sin hay que hacer un recorrido corto tomando la PR-HU 122, que parte desde la localidad de Campo al lado de la Ermita de San Sebastián. Desde allí se toma un camino conocido como el camino de San Miguel o de las Viñas que va ascendiendo en dirección noroeste, es un camino recto rodeado de bastante vegetación y bien señalizado. Después se toma una explanada y se continua por un pista agrícola que sube hacia el noreste, adelante de ella se encuentra un bifurcación, en la cual hay que seguir hacia la derecha por un camino peatonal. Después se empieza a bordear el Tozal hasta encontrar el collado que nos llevará a su parte más alta, el lugra donde están los restos del Castell de Sin. De él ya solo quedan la base de la torre cuadrada que prestaba vigilancia y restos de muros. Aquí si se desea se puede regresar por la misma ruta hacia campo, o continuar con la ruta circular para ir a conocer a Beleder, otro hermoso pueblo de la Ribagorza

Campo desde Castell de Sin
Campo desde Castell de Sin
Castell de Sin
Castell de Sin

Castell de Sin
Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscador  de  contenido en DescubreHuesca.com