La Ciudad Romana de Labitolosa en La Puebla de Castro

La Puebla de Castro es una interesante localidad de toque medieval en la provincia de Huesca, es un lugar de gran interés histórico por cuenta del hallazgo arqueológico de una misteriosa ciudad romana, que ubicada en lo alto de una sierra. Según se dice, esta legendaria ciudad romana perteneció al Conventus Cesaraugustanus y su función principalmente era la de asegurar los terrenos que separaba a Hispania de Galia, tuvo una vida bastante agitada entre los siglos I a. C. y II d. C. pero luego empezó a sufrir la desolación a finales de este último.

Este importante yacimiento de La Puebla de Castro comprende unas 12 Hectáreas y se encuentra emplazado sobre un cerro llamado el Calvario, un sitio que desde 1991 ha sido objeto de investigaciones arqueológicas por parte de la Universidad de Zaragoza y Burdeos, las cuales han permitido dejar al descubierto fracciones de la ciudad romana denominada Labitolosa, junto a ella también se encuentran una fortaleza musulmana ubicada en la cima del cerro. Lo más curioso de la fortaleza es que presenta planta rectangular, algo difícil de lograr teniendo en cuenta que es un diseño bastante complicado de ejecutar sobre un terreno escarpado, otro detalle que la destaca es su estructura modular el cual corresponde a las construcciones típicas de la época califal andalusí.

Continuando por la laderas meridionales del cerro encontrarás a la ciudad romana, en ella se puede distinguir edificios públicos como el fórum, la curia, dos complejos termales y el domus, también se observan restos de lo que fueran edificaciones de uso privado, todas completamente integradas siguiendo un lineamiento urbano perfectamente organizado característico de la cultura romana.

Quienes se animen a visitar Huesca y este destacado yacimiento de la vida urbana hispanorromana, se van a sorprender mucho cuando contemplen el fórum con los restos de lo que parece ser una curia en buen estado de conservación, allí era donde se solía reunir el senado local. Este lugar conserva los zócalos destinados a soportar las estatuas de los miembros de la curia y sus correspondientes inscripciones. 

Junto a la curia se encuentran los dos edificios de las termas romanas, datadas desde el año 50 o 60 d. C. Los dos complejos presentan detalles muy singulares que daban solución a problemas de tipo arquitectónico, uno de ellos es el conducto de aire caliente que fue tallado sobre la roca. También llama la atención la instalación de depósitos de agua para ahorrar energía. 

Si quieres conocer más acerca de los otros materiales hallados durante la excavación en la ciudad romana, debes dirigirte al museo de Huesca en donde se encuentran en exposición permanente. Anímate a visitarlo junto al yacimiento en La Puebla de Castro, es uno de los fabulosos planes que ofrece la provincia de Huesca.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscador  de  contenido en DescubreHuesca.com