Cuevas de las Güixas en Villanúa

En el municipio de Villanúa se encuentra uno de los paisajes espeleológicos más bellos del Pirineo aragonés. Se trata de las Cuevas de las Güixas, un impresionante conjunto de grutas que constituyeron un refugio para los humanos del neolítico y que han dado lugar a multitud de leyendas sobre brujas.

Villanúa se encuentra en el norte de la provincia de Huesca, en la comarca de la Jacetania y concretamente, en el Valle del Aragón. Las cuevas que esta localidad alberga se originaron allá por el Cuaternario, hace unos 25.000 ò 30.000 años, fruto de la erosión hídrica, a la que aún hoy están sometidas, sobre la piedra caliza. Éstas constituyen el mayor atractivo turístico de Villanúa, siendo visitadas por más de 20.000 personas cada año.

Villanúa, a los pies de Collarada.
Villanúa, a los pies de Collarada. Foto gracias a ValleDelAragon.com

La cueva de las Güixas se ubica concretamente bajo el macizo de Collarada, en su falda oeste, y junto al Camino de Santiago. Puesto que se trata de un sistema kárstico el paisaje de estas galerías subterráneas está plagado de estalactitas y estalagmitas, así como columnas naturales. El agua, responsable de su formación, es también un elemento muy presente. De hecho, en las cuevas de las Güixas existe un río interno que las inunda notablemente en los periodos de precipitaciones abundantes.

Los hallazgos arqueológicos han demostrado que estas grutas fueron habitadas por humanos hace 3.000 años. Desde entonces y hasta el siglo IV, las cuevas de las Güixas fueron utilizadas como refugio. 

Entre el siglo XV y el XIX, las leyendas contaban que este sistema de cuevas se había convertido en un lugar de encuentro de brujas y sanadoras. Éstas las utilizarían como cobijo y llevarían a cabo en ellas sus aquelarres.

Cueva de las güixas, en Villanúa

Más recientemente, en concreto durante las Guerras Carlistas y la Guerra Civil, las cuevas de las Güixas también fueron utilizadas como refugio y calabozo por los militares.

Además de su interés histórico y geológico, las cuevas de Las Güixas también tienen cierta importancia ecológica por la fauna que vive en ellas. Destaca la colonia de unos 500 murciélagos que se encuentran protegidos y que han motivado la inclusión de este emplazamiento en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Las cuevas de Las Güixas cuentan con un total de 800 metros visitables, perfectamente preparados e iluminados, apto incluso para niños. En el recorrido, que se realiza en compañía de guías profesionales, se visitan, entre otros, la sala de la Catedral, con 16 metros de altura, y la Chimenea o Dolina, lugar en el que el colapso del techo ha dado origen a una fuente de luz natural procedente del exterior.

Cueva de las güixas Villanúa
Cueva de las güixas Villanúa

En el interior también es posible visitar el Centro de Interpretación de las Cuevas de Villanúa, llamado Subterránea e inaugurado en el año 2009. 

Consulta el calendario de visitas a las Cuevas de las Güixas

 

El precio de la visita guiada a las cuevas y el centro de interpretación es de 7.50 euros para adultos y 6 euros para los niños de entre 6 y 14 años o familias numerosas. La visita se puede reservar de forma online a través la web www.turismovillanua.net.

Texto DescubreHuesca.com

Escribir comentario

Comentarios: 0