Del Castillo de Loarre a la ermita de Aniés

Por Óscar Fernández Civieta

6,3 kilómetros separan las localidades de Loarre y Aniés. Algo más de 6.000 metros en los que la comarca de la Hoya de Huesca ofrece al viajero dos visitas realmente interesantes: el castillo de Loarre y la ermita de la Virgen de la Peña de Aniés. Emplazamientos, ambos, que merecen verse, visitarse y pasearse.

El Castillo de Loarre data del S.XI. Se considera una de las obras más destacables de las fortificaciones de la península y un importante vestigio del arte románico. El rey Sancho II el Mayor de Navarra mandó iniciar su construcción en el año 1020.  

El Castillo de Loarre
El Castillo de Loarre

Para llegar a él hay dos opciones. La más fácil y sencilla (también la menos interesante desde mi punto de vista) es ir en coche. Hay un parking muy cerca de de la entrada. Pero si vuestra salud todavía lo permite, y las piernas os responden mínimamente, recomiendo ir andando desde el pueblo de Loarre.

Un sendero parte del pueblo, en continuo pero sencillo ascenso. Paso a paso se va adquiriendo altura, lo que permite obtener unas impresionantes vistas. Nada desmerecen tampoco las instantáneas del castillo desde la parte de abajo. Imágenes que se disfrutarán en mayor medida si la manera elegida de llegar a la fortaleza es a pie.

También andando se puede ir desde el castillo hasta la ermita. Una vía no demasiado complicada en la que, en todo momento, se puede divisar a la derecha la amalgama de colores que ofrecen los campos de la Hoya de Huesca.

Vistas desde el Castillo de Loarre

También se puede alcanzar el templo tanto en coche como andando. Es posible ascender en automóvil prácticamente hasta arriba. Siempre se habrá de hacer a pie el ultimo tramo, un camino estrecho que tardarán en recorrer no más de 20 minutos.

 

No soy un ecologista empedernido. Empero ver como los coches abandonan el asfalto para entrar en un hábitat completamente ajeno a ellos como es la naturaleza, cruzando riachuelos y caminos en los que dejan sus restos en forma de humo y contaminación atmosférica, no es algo que me guste. Por ello, como antes, mejor tirar de piernas.

 

Desde el pueblo de Aniés se llega a la ermita en algo más de una hora. Esta se emplaza en la cara sur de la sierra Caballera. Los restos más antiguos son del S. XIII aunque ha sido sometida a sucesivas remodelaciones en el  XVII y en el XVIII. La iglesia cuenta con destacables capiteles románicos y, a pocos metros de ella, se encuentra la casa del ermitaño o santero.

Ermita de la Virgen de la Peña, Aniés.
Ermita de la Virgen de la Peña, Aniés.

Las imágenes de la ermita al iniciar el ascenso son espectaculares. Parece imposible que allí, en las alturas, unas personas aprovecharan de manera milimétrica los recovecos de la roca para construir. Impresionantes son también las vistas en el punto más alto. Podremos seguir disfrutando de la Hoya de Huesca en lontananza e, incluso, tendremos un nuevo perfil  y perspectiva del castillo de Loarre.

Virgen de la peña Aniés

 

Ambos lugares no tienen la fama que deberían. No son conocidos a la altura de lo que merecen. Aunque quizás, precisamente eso, sea uno de sus atractivos. La masificación brilla por su ausencia y la casi absoluta soledad es la nota predominante. Una mezcla de sensaciones, olores y colores en dos visitas más que recomendables.


Muchas gracias Óscar, por compartir con todos los seguidores de "Descubre Huesca", este fabuloso paseo por este bello rincón de nuestra provincia.

Tambien te gustará...

Saravillo Julio 2013

el Valle de chistau

Tenía pendiente hace muchos años, volver al Bal de Chistau, he pasado muchos veranos por la zona, con los campamentos de los Salesianos. Decidimos que sería el primer fin de semana de Julio (Leer más)

Lacuniacha

Lacuniacha

Se trata de un parque natural situado en plena naturaleza en el que distintas  especies animales conviven y disfrutan de una vida en “libertad controlada”. Se le ha llamado «Lacuniacha» por su ubicación en el paraje que se denomina de la misma forma  (Leer más)


Escribir comentario

Comentarios: 0