El Real Monasterio de San Victorián

El Monasterio de San Victorián es figura de referencia en la historia del Sobrarbe. El Monasterio es considerado por muchos historiadores y expertos, como uno de los monasterios más antiguos de toda España, situando su origen en el siglo VI.

Monasterio de San Victorian

Aún en día, en cada rincón del Sobrarbe logra avistarse la huella imborrable que,  durante siglos, el monasterio logro imprimir en su extensión, a través de la  administración cultural, política, económica, jurídica y religiosa.

Muchas pistas nos hablan de esta estrecha e intensa relación entre el monasterio y los habitantes de la comarca. En ocasiones se trata de elementos inmateriales, como las  celebraciones  que siguen congregando a la comunidad en torno a la figura del monasterio y del santo.

Monasterio de San Victorian
Monasterio de San Victorian

Se encuentra ubicado en ladera de la Peña Montañesa, muy cerca Los Molinos y a pocos kilómetros de Aínsa.

El conjunto monástico estuvo en un principio formado por edificaciones de los siglos XVI y XVIII, la mayoría de las cuales se encuentran en ruinas. La iglesia actual fue construida entre los años 1734 y 1736,  fechas que logran verse esculpidas en el crucero y cabecera.

Historia del Monasterio de San Victorián

La leyenda cuenta que San Victorián nace en Italia por los años 480, donde intentando huir de las tentaciones terrenales llega a los Pirineos y adopta una vida eremita en la Cueva de la Espelunga. Debido a que se le atribuye la realización de varios prodigios, lo nombran abad del monasterio . Tiempo después el monasterio toma su nombre pasándose a llamar de San Martín de Asan a San Victorián. 

El Monasterio de San Victorián durante siglos se  comportó como el centro político, económico y espiritual de Sobrarbe, fue protegido por reyes y papas y tuvo control también sobre localidades de Somontano, Ribagorza, e incluso, Valencia.

Monasterio de San Victorian

San Victorián es Panteón Real, y en él se conservan los restos de Iñigo Arista y Gonzalo I.

La decadencia inicia a finales del siglo XVI comienza la debido a la pérdida de propiedades y especialmente por la creación del Obispado de Barbastro, y el monasterio pasa de controlar 50 localidades a solo 20.

En el siglo XVII se logran realizar restauraciones en el monasterio gracias a una ayuda real. Durante el siguiente siglo, el abad consigue el apoyo de Felipe V para volver a edificar  la iglesia. Luego un rayo y fuertes vientos y lluvias, se encargan de provocar graves  en el monasterio que logran ser reparados con la ayuda del marqués de Avilés y Esquilache, al lograr que Carlos III les otorgase una ayuda para ello.

El siglo XX la Guerra Civil trajo incendios y bombardeos, y en 1950 se le arrebata al monasterio sus retablos y otras piezas artísticas, trasladándolos unos a la catedral y al palacio episcopal de Barbastro, y otras a iglesias menores de los alrededores.  Su cubierta es desmontada y la ruina y la desolación del abandono se adueñan del monasterio.


Hacia los años 90 se realizó una restauración de algunas partes del monasterio y se fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002.

Monasterio de San Victorian

Texto y fotografías; DescubreHuesca.com

También te puede interesar

La Villa Medieval de Aínsa

Aínsa

Entre los ríos Cinca y Ara se encuentra la Villa de Aínsa. Sin duda, un lugar privilegiado para hacer turismo rural, ir de escapada de fin de semana, o practicar deporte al aire libre. ¿Nos acompañas? (Leer más)

Ordesa y Monte Perdido

Ordesa Y Monte Perdido

En 1918 fue declarado Parque Nacional de Ordesa y en 1982 amplió su territorio, abarcando además al valle de Pineta, al Cañón de Añisclo y a las Gargantas de Escuaín, pasando a denominarse Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Leer más)


Escribir comentario

Comentarios: 0