El valle de Aguas Tuertas

El paraje de aguas tuertas es un hermoso lugar ubicado en la comarca de la Jacetania, más exactamente en el corazón de los Valles Occidentales. Allí las aguas nacientes del río Aragón Subordán se vierten sobre unas hermosas praderas para dibujar caprichosamente una serie de meandros, dando lugar a uno de los paisajes más originales y espectaculares de los Pirineos. 

Aguas Tuertas.
Aguas Tuertas. Foto gracias a xtofercampos

La belleza de este espléndido lugar de la Jacetania va más allá de la naturaleza que lo envuelve, ya que a ella se le suma la existencia de unas enigmáticas construcciones megalíticas, esto se debe a que está ubicado dentro de una zona de los Pirineos, que se considera que tiene la mayor concentración de construcciones megalíticas de toda la península ibérica.

Dolmen de Aguas Tuertas
Dolmen de Aguas Tuertas. Foto gracias a yoso76

Cómo llegar a Aguas Tuertas

Aguas tuertas está ubicada en la comarca de la Jacetania, para ubicarse más rápido hay que buscar la villa de Hecho, al llegar, se debe seguir con destino a la Selva de Oza pasando primero por la localidad de Siresa y luego atravessr la garganta conocida como Boca del Infierno. 

Después de Boca del Infierno se debe continuar por la carretera en dirección a la Selva de Oza hasta encontrarse con el aparcamiento ubicado a la entrada de la pista de Guarrinza. En este punto si se desea se puede dejar el vehículo estacionado y continuar a pie por el camino empedrado hasta llegar a aguas tuertas, o seguir conduciendo por la pista hasta el último tramo de fácil acceso para vehículos. Ambas son opciones válidas, aunque hay quienes prefieren disfrutar la magia que ofrece este rincón de los Pirineos y deciden continuar hacia aguas tuertas a pie, atravesando los 4 km de la pista.

Aguas Tuertas.
Aguas Tuertas. Foto gracias a yoso76

La caminata por la pista de Guarrinza inicia con un recorrido de 2.5 km en un leve ascenso, es una pista totalmente despejada al sol que deja ver al ganado pastando y algunos caballos. Iniciando con el recorrido se encuentran los restos megalíticos del Mallo Blanco, y  a lo lejos las hermosas cascadas que forma el río subordán al descender de la planicie de aguas tuertas

Más adelante la pista atraviesa el barranco de la loma, el cual deja caer sus aguas sobre gran parte de la carretera llegando a inundarla durante algunas épocas del año, al seguir avanzando y dejando atrás el barranco encontraremos otra construcción megalítica conocida como el Túmulo del Salto, desde aquí hay dos opciones de camino hacia la cabaña de aguas tuertas; el primero es un camino prolongado de moderado ascenso hasta la cabaña y el otro es un sendero más corto pero empinado que está bien señalizado. Si te decides por el último no te extrañes de encontrar por el camino a una que otra marmota asoleándose. Después de llegar a la cabaña de aguas tuertas se debe atravesar una verja para encontrarse de frente con el hermoso valle de los Pirineos, de aguas zigzagueantes. 

Dolmen de Aguas Tuertas.
Dolmen de Aguas Tuertas. Foto gracias a yoso76

Hasta este punto del camino lo último que resta es descender hasta la orilla de estos espectaculares meandros. Para hacerlo se debe continuar por el camino que sale hacia la izquierda de la cabaña, pero antes de llegar a la orilla se debe hacer un desvío hacia una de las laderas para visitar el Dolmen de Aguas Tuertas, del que según cuentan; está habitado por un pequeño duendecillo encargado de cuidar el acceso a aguas tuertas, él se puede volver muy molesto para los visitantes que considere indeseados. 

Después de visitar el dolmen se continúa hacia las orillas, allí es un buen sitio para sentarse a descansar mientras se disfruta de un rico bocadillo. Disfruta también de la belleza del lugar porque este es un lindo rincón de la Jacetania difícil de olvidar. 

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; Colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0