Ermita de San Juan en Montañana

Pasando el puente medieval que hay en Montañana, y continuando unos metros más por el barranco se llega a la iglesia de San Juan,  una ermita en piedra sillar de estilo románico de los siglos XII y XIII con mucho arte en su interior.

Ermita San Juan Montañana

La iglesia de San Juan presenta una sola nave rematada en tambor absidal, hacia sus pies se ubica la espadaña de tres ojos y debajo la portada principal, es de medio punto con arquivoltas y capiteles historiados que contiene escenas de San Juan el Bautista, nacimiento y adoración de cristo, en el arco interior está grabada la cruz de Jerusalén. Encima de ella hay un ventanal aspillerado de doble derrama muy alargado.

Ermita San Juan Montañana
Ermita San Juan Montañana

Al interior, la nave está cubierta con bóveda apuntada, seccionada por tres fajones apuntados sobre pilastras, una de ellas está amputada por la apertura de una capilla muy posterior a la hechura original de la iglesia de San Juan. La cabecera está cubierta por bóveda de cuarto de esfera y sobre el tambor se ubica un vano aspillerado hacia el exterior, a un lado se ubica un corto presbiterio.

Los muros de la nave están recorridos por una imposta biselada, en la parte superior hacia los pies de la cabecera está el coro reformado. El anterior se sostenía sobre alfarje mudéjar y de él se conservan los largueros decorados.

Ermita San Juan Montañana

Un detalle que llama bastante de la iglesia de San juan en Montañana es la decoración pictórica sobre el muro que está debajo del coro, su hechura al parecer fue en el siglo XV. De ellas solo se conserva la parte superior, en esos tramos de la pintura se alcanzar a ver escenas del episodio de “Las once mil vírgenes” de la leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine. Son pinturas que siguen el gótico lineal, pero más robusto y popular.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0