Nuestro fin de semana en familia en Huesca

A mediados de verano del año pasado alguien de la familia dijo, que ganas de ir a Huesca, conocer algún sitio y hacer algún deporte de aventura. ¡Genial! ¡Una excusa para volver a Huesca!! Y nos pusimos manos a la obra para organizarlo todo. Se lo comunicamos al resto de la familia y al final nos juntamos siete. Las hermanas de María, los cuñados y mi hermana. A finales de septiembre, volveríamos a Huesca.

Alquézar
Alquézar

Decidimos pasar el fin de semana en la localidad de Alquézar, desde dónde nos moveríamos a otros puntos. Salimos el primer grupo de 4 desde Madrid el viernes por la mañana, para llegar a Alquézar a primera hora de la tarde. Una vez dejado el equipaje, lo primero que nos apetecía era conocer a fondo este maravilloso pueblo, así que nos dirigimos a visitar la preciosa Colegiata de Alquézar, para posteriormente realizar la visita guiada al pueblo. ¡Que preciosidad!  A última hora se unieron al grupo el resto de la expedición, ya estamos todos y nos esperamos dos días llenos de aventuras.

Colegiata de Alquézar
Colegiata de Alquézar
Plaza Mosén Rafael Ayerbe, antigua Plaza Mayor.
Plaza Mosén Rafael Ayerbe, antigua Plaza Mayor.
Museo Casa Fabián.
Museo Casa Fabián.

A primera hora del sábado realizamos la ruta de las pasarelas del río Vero. Un pequeño paseo que hay que realizar sin excusa algún si se visita el pueblo de Alquézar. 

Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.

Cueva Picamartillo, en la Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Cueva Picamartillo, en la Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
 Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.
 Ruta pasarelas río Vero, Alquézar.

Después nos dirigimos a visitar el Castillo de Loarre. Siempre es una visita indispensable y que merece la pena si estás por la zona. Además hacia un día maravilloso.

Castillo de Loarre Huesca
El Castillo de Loarre, Huesca.
Castillo de Loarre Huesca
Con la familia en el Castillo de Loarre, Huesca.

Después de comer tocaba poner rumbo a Murillo de Gállego, donde íbamos a realizar rafting con nuestros amigos de Ur Pirineos. Se nos veía en las caras que había ganas. Nos distribuyeron en dos balsas distintas solo para nosotros y antes de saltar al río ya empezaron los piques, jajajajaja, la verdad que lo pasamos muy bien.

Con la familia de Rafting.
Con la familia de Rafting.
Con la familia de Rafting.
Con la familia de Rafting.
Con la familia de Rafting.

Con la familia de Rafting.
Con la familia de Rafting. En el maravilloso entorno del Reino de los Mallos de Riglos.
Con la familia de Rafting. En el maravilloso entorno del Reino de los Mallos de Riglos.

La seriedad, atención y complicidad de nuestros guías fue como siempre fantástica. Una tarde estupenda, mucha diversión, solo algo de cansancio… 

Para finalizar la tarde y descansar nos acercamos hasta los pies de los majestuosos Mallos de Riglos, preciosos con ese tono rojizo que les provocaba el atardecer…

Los Mallos de Riglos
Los Mallos de Riglos

De repente…, ups! ¡Son las 8 y tenemos mesa reservada en Barbastro a las 10, y hay que ir a Alquézar antes a ducharnos y cambiarnos! Y hay alguno soltó por primera vez la frase recurrente del fin de semana: ¡pues vamos a llegar tarde! Jajajajaja. Cenar en Barbastro nos permitió ver este bonito pueblo de noche.

El domingo tocó madrugar otra vez, pues tocaba hacernos un barranco, el Formiga. Después de haber calculado mal la distancia desde Alquézar hasta el Camping de Panzano, que es dónde habíamos quedado con el gran Eneko de Ur Pirineos, y darnos cuenta que íbamos a tardar algo más de lo esperado, volvió a oír del ¡pues vamos a llegar tarde!, pero fue muy poco, la tónica del fin de semana, jajajaja. Solo María y yo (Ricardo) habíamos hecho un barranco y se notaba cierto nerviosismo en el resto de la familia, pero Eneko, María y yo tratábamos de restarle importancia, y tranquilizarlos. Al principio toco un ratillo andando de aproximación, y alguno pregunto, ¿a que hora terminamos? (era domingo y había que volver a Madrid ese mismo día) y Eneko nos dijo que sobre las 4 de la tarde, por lo que llegaríamos a casa directos para meternos en la cama que al día siguiente había que trabajar, pero merecía la pena por disfrutar de estos maravillosos paisajes y en tan buena compañía.

Barranco Formiga Sierra de Guara
Barranco Formiga
Barranco Formiga Sierra de Guara
Barranco Formiga
Barranco Formiga Sierra de Guara
Barranco Formiga

Puedo definir el Formiga como un barranco muy completo, tenia de todo, rappel de aproximación, toboganes, saltos pequeños, saltos grandes, sifones. Súper divertido y en familia, ¡qué más se puede pedir! ¿Qué se pusiera a llover a mitad del barranco? Pues si, así fue, nos cayó una pequeña tormenta de granizo. Menos mal que nos cogió un poco antes de acabar y no supuso mucho riesgo, ya que el agua empezó a bajar de color chocolate y eso reducía la visibilidad de donde pisar, pero Eneko que había realizado este barranco unas 400 veces nos guiaba muy bien. Llegamos al final del barranco reventados, pero muy satisfechos por la experiencia. Antes de poner rumbo a casa repusimos fuerzas comienzo en el Camping de Panzano.

Un fin de semana muy intenso, pero súper divertido y en una inmejorable compañía. Ya hay  idea de repetir en primavera... ¡Que ganas!

Texto y Fotografías; DescubreHuesca.com

Descubre + Huesca

Descubre Canfranc

El Camino de Santiago, el Summus Portus (así se conocía al puerto de Somport en la época de los romanos), el Pirineo…, y la línea internacional de ferrocarril, hace que Canfranc sea (Leer más)

Visita Pirineos Sur y Canfranc

El domingo tocaba bajar hasta Sabiñanigo para disfrutar de un viaje en el Canfranero “edición especial”. Este realizaba los trayectos entre la estación de Sabiñanigo y Canfranc en unos coches “prestigio” (Leer más)


Escribir comentario

Comentarios: 0