La Enclavación de Ayerbe

La semana santa en Ayerbe es bastante especial para el turismo de la provincia, uno de sus actos más destacados es el momento de la crucifixión también conocida como la Enclavación de Ayerbe. Un auto sacramental tan sobrecogedor, que desde el 2012 ha sido declarado como “fiesta Interés Turístico de Aragón”. Desde su creación en el 2003, ha colaborado para su realización la banda de tambores bombos y dulzainas, el ayuntamiento y la Diputación Provincial. Ese día, alrededor de 200 personas participan activamente en la recreación del auto sacramental, el más importante de la semana santa en Ayerbe.

El enclavamiento de Ayerbe inicia en la madrugada del jueves santo con una solemne procesión que simula el camino al calvario, parte desde la iglesia parroquial hasta la plaza de Santiago Ramón y Cajal. En este desfile va un vecino representando este pasaje de la vida de Jesucristo cuando tuvo que portar la cruz. Con ella a cuestas deberá recorrer las plazas de la villa, acompañado por la guardia las tres Marías y su discípulo amado. A estos personajes les acompaña una comitiva de personas que van portando antorchas de parafina encendidas, lo cual ayuda a darle mayor dramatismo a la escena. Después, cuando todos se congregan en la plaza Santiago Ramón y Cajal se procede a realizar la flagelación y el popular enclavamiento de Ayerbe, un acto muy emotivo y silencioso. Después empieza la solemne rompida de la hora a cargo de la cofradía de Ayerbe y la de otra localidad vecina.

Este auto sacramental es considerado como uno de los mejores que recrea la escena de la crucifixión, en parte se debe a que sus realizadores han guardado muy bien todos los detalles de la pasión de Cristo, por esta razón es que merece la pena venir a conmemorar la semana santa en Ayerbe.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0