Los valles de Aísa y Borau

La comarca de la Jacetania posee encantadores lugares como los encontrados en los Valles Occidentales, entre ellos los valles; de Borau y Aísa que son de los pocos que se pueden disfrutar tranquilamente porque no estar tan masificados por el turismo.

El valle de Aísa por ejemplo es todo un deleite, con sus pintorescos pueblecitos de construcciones típicas altoaragonesas, las hermosas casa rurales para descansar y los parajes boscosos en los que se puede disfrutar de la observación de aves, btt, senderismo, escalada, esquí, tirolinas, etc. Durante el otoño se pueden aprovechar las jornadas micológicas para disfrutar de las setas de temporada.

Muy cerca de Aísa está Borau, un atractivo pueblo de calles adoquinadas y casas en piedra. Para descubrir estos mágicos lugares de la Jacetania hay que empezar el recorrido en Castiello de Jaca tomando el desvío hacia Borau, uno de los lugares que no hay que olvidar visitar allí es la iglesia de San Adrián de Sásabe, rodeada de mucha naturaleza junto al río Lubierre. Continuando en dirección a Aísa se puede ver a lo lejos al Pico Aspe rematando la panorámica, este pico es uno de los mejores miradores hacia los valles y montañas pirenaicas.

Cerca de Aísa no hay que olvidar visitar Lastiesas Altas, una pequeña aldea conformada por construcciones de los siglos XVII, XVIII y XIX, en este lugar funciona una posada  naturista.

De regreso a Jaca se puede seguir por las llanuras que atraviesan los pueblos de Esposa y Sinués, en la primera es de interés la visita a la iglesia de san Bartolomé y en la segunda la visita a la iglesia gótica. Más adelante se encuentran Las Tiesas Bajas.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscador  de  contenido en DescubreHuesca.com