Monasterio de Alaón en Sopeira

Sopeira es un acogedor municipio español ubicado en la comarca de La Ribagorza, en Huesca, el paisaje es estupendo, en plena naturaleza, con las aguas verdes de su embalse como fondo de pantalla.

En este apacible núcleo de la Ribagorza también hay un gran tesoro arquitectónico que merece la pena visitar; el Monasterio de Alaón, levantado a un lado del río Noguera Ribagorzana. Esta importante construcción monástica de Sopeira responde a las construcciones típicas de estilo románico, fue edificado sobre los restos de otro monasterio visigodo, en el siglo XII. En 1123 fue consagrado por el obispo de Roda, el recinto conserva muy bien buena parte de su estructura pero hace mucho tiempo perdió su claustro.

Monasteio Alaon Sopeira

Historia del Monasterio de Alaón

El monasterio de Alaón en Sopeira, se encuentra documentado desde 806 por los condes de Tolosa, doscientos años después fue destruido por los musulmanes lo que aceleró su decadencia. En el siglo XI fue anexado a la sede del Cabildo de Roda de Isábena, por lo que la vida monástica fue restaurada nuevamente en él, pasó a ser conocido como el monasterio de Santa María de Alaón. Después la estructura tuvo que soportar muchos saqueos que se produjeron durante la guerra, pero luego empezó a recuperarse después que lo empezara a resguardar una figura de protección, que lo declaró como Monumento Histórico -Artístico.

Monasteio Alaon Sopeira

Detalles de esta bonita estructura monástica de Sopeira

Es uno de los monasterios que está más al extremo oriente de las tierras aragonesas, al ubicarse en la frontera con Cataluña. El monasterio de Alaón se encuentra construido en sillería, agrupa varias dependencias entre ellas el claustro la iglesia y la sala capitular.

Empecemos por la iglesia, esta guarda las características típicas del románico, la planta presenta tres naves rematadas todas en ábsides semicirculares, la nave central tiene bóveda de cañón y las laterales con bóveda de arista. Los detalles del piso del ábside central del recinto son únicos, en su primer tramo está confeccionado con piedras de río, las cuales forman unas flores o palmeras geométricas, observando detenidamente el suelo hasta el altar, se aprecia que en este hay un hermoso mosaico que combina hasta cinco tonalidades en las cenefas, que le dan vida a la escena de los panes y los peces. La cripta ubicada bajo la cabecera central guarda una inscripción en rojo, en la que se explica la advocación del altar a los apóstoles Pedro y Pablo, realizada por un santo obispo de Barbastro. 

Monasteio Alaon Sopeira

Hacia la izquierda de una de las naves laterales de la iglesia se abre un una puerta que comunicaba con el claustro actualmente casi desaparecido. 

La portada del monasterio de Sopeira es bastante sencilla, se encuentra adornada con los típicos detalles del arte románico aragonés primitivo, combinado con algunos detalles del románico internacional.

El monasterio de Alaón en la Ribagorza guardó durante mucho tiempo la imagen en madera de Santa María, hasta que fue despojado de ella durante la Guerra Civil, lo mismo sucedió con los retablos renacentistas y las pinturas murales del siglo XIV.

La visita a este Monumento Histórico- Artístico de la Ribagorza es casi que obligada, además de la belleza de la estructura, este posee una importante colección documental de la época medieval, fechada entre los años 806 y 1245.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com 

Escribir comentario

Comentarios: 0