Monasterio de Sigena

El Monasterio de Sigena fue levantado en el siglo XII en un paraje de los Monegros cercano al río Alcanadre, en ese mismo lugar mucho tiempo atrás se habían alzado dos pequeñas poblaciones conocidas como Sixena y Urgellet, estas tuvieron que ser retiradas y posteriormente emplazadas a un lugar cercano, luego tomaron el nombre de Villanueva de Sigena, la hermosa población que más adelante pasaría a convertirse en la cuna del científico y teólogo Miguel Servet.

La fundación del monasterio de Sigena se dio en el 1118, pasando a convertirse en Real Monasterio de Santa María de Sigena y priorato de la Orden de San Juan de Jerusalén, en él profesaban las mujeres de estirpe real y las hijas de las familias nobles de Aragón, junto a ellas también había un grupo de frailes sometidos a las órdenes de la priora. 

El monasterio de Sigena es considerado uno de los más bellos y ricos de la comarca de los Monegros y todo Aragón, gracias al estupendo mobiliario que había en su interior y a la belleza de su estructura. Este lugar también funcionó como depósito del tesoro real y archivo monástico, también fue panteón real, allí fue donde sepultaron a su fundadora la Reina Doña Sancha. 

Características de la estructura

El conjunto arquitectónico fue declarado Monumento Nacional en 1.923, sufrió un gran deterioro durante la guerra de la Independencia, la Desamortización de Mendizábal y la Guerra Civil, durante este tiempo también fue despojado de sus obras pictóricas por parte de un grupo de técnicos catalanes, hoy en día se encuentran expuestas en el Museo de Arte de Barcelona.

Como era habitual en las estructuras monásticas, las dependencias se encontraban organizadas alrededor de la planta cuadrada del claustro, de la estructura original del monasterio solo quedan la iglesia y una parte del claustro, hacia su lado sur se ubica la iglesia, es en cruz latina y está levantada en sillar, originalmente contaba con tres ábsides, pero uno de ellos fue demolido para construir una sala de enterramientos para las monjas. Su interior presenta una sola nave dividida en cuatro ramos, allí adentro todavía se aprecia algo de la pintura mural.

En el brazo norte de la iglesia se encuentra anexado el panteón real, allí estan los restos de la reina doña Sancha sus hijos Pedro II y la infanta doña Dulce. Junto a ellos hay sepúltados otras personas que pertenecían a la nobleza. Hacia el lado norte de la iglesia se ubica una torre de estilo militar.

La sala capitular la más antigua de todas las dependencias del Monasterio de Sigena, era también uno de las más destacadas por su belleza, allí llamaba la atención la cubierta de techumbre mudéjar decorada con unas bonitas pinturas murales del siglo XIII, estos eran símbolos del arte europeo más refinado. Desafortunadamente ya no se encuentran allí, pero se está haciendo todo lo posible para que el museo de Cataluña las devuelva a su sitio original.

Los exteriores del museo de Sigena son impresionantes, entre ellos sobresale la hermosa portada románica de la iglesia. Está abocinada y cuenta con catorce arquivoltas de medio punto, aun lado de ella hay un arcosolio. Los muros de los exteriores se encuentran hermosamente decorados por unos ventanales en arquería lombarda.

Curiosidades del Monasterio de Sigena

Según la tradición popular el lugar en el cual está ubicado el monasterio de Sigena era una isla en medio de una laguna, allí se aparecía la Virgen de la Iglesia de Sigena llamada Virgen del Coro, al parecer ella no quería que la trasladaran de su sitio original como lo hicieron con las dos poblaciones, pues siempre que la devolvía a la iglesia parroquial de Sigena volvía misteriosamente a ese sitio. La reina Sancha esposa del rey de Aragón Alfonso II estando al tanto de esos hechos, los tomó como una señal divina y ordenó levantar en ese mismo sitio un monasterio para rendirle homenaje a la virgen de Sigena.

El patrimonio artístico que albergaba el monasterio en su interior era uno de los más opulentos, en la actualidad está en disputa entre el gobierno de Aragón y la comarca de Monegros, con la comunidad autónoma de Cataluña, quienes aún tienen en sus manos 44 de las 97 obras pictóricas que contenía el monasterio.

Anímate a visitar el emblemático monasterio de la Comarca de Monegros, sus visitas se realizan los días sábados por la módica suma de 3 Euros.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscador  de  contenido en DescubreHuesca.com