Cola de Caballo, Ordesa.

Por Xenxo Gómez

Pradera de Ordesa
Pradera de Ordesa

Iniciamos la marcha en la pradera de Ordesa (1300 metros) y tomamos el sendero adaptado para personas con movilidad reducida hasta llegar al primer puente sobre el Arazas desde donde se tiene una bonita panorámica del Tozal de Mallo (2280 metros) y de la cascada de Cotatuero, que con sus 200 metros de caída es la más alta del valle. Al final de este sendero adaptado hay una zona de descanso con paneles informativos.

Cascada de Arripas, Ordesa.
Cascada de Arripas, Ordesa.

A partir de este punto hasta el final del recorrido, el sendero discurre por la margen derecha del río. Dejaremos a nuestra izquierda el desvío indicado hacia la cascada de Cotatuero y pronto llegaremos a la primera de las cuatro cascadas que veremos, la cascada de Arripas o del Abanico (1400 metros, 1 hora desde el inicio). Seguimos ascendiendo poco a poco hasta llegar a la cascada de la Cueva y, posteriormente, a la del Estrecho (1480 metros, 1 hora y 15 minutos). Personalmente, las dos más bellas de la ruta.

Cascada de la Cueva, Ordesa.
Cascada de la Cueva, Ordesa.
Cascada del Estrecho, Ordesa.
Cascada del Estrecho, Ordesa.

El bosque de hayas es otro de los lugares mágicos del valle, sobre todo en otoño, cuando pareces estar flotando sobre la infinidad de hojas presentes en el suelo. Hay un pequeño refugio de montaña para resguardarse. Recorriendo el bosque mediante lazadas, saldremos a las proximidades de las Gradas de Soaso (1780 metros, 2 horas y 15 minutos), una serie saltos de agua formados por escalones de roca.

Gradas de Soaso, Ordesa.
Gradas de Soaso, Ordesa.

Estamos ya en el Circo de Soaso (1800 metros), lugar desde donde se divisa el final del valle y las altas cumbres de Ordesa que sobrepasan los 3000 metros. Recorreremos el llano de Soaso y, por fin, descubriremos la Cola de Caballo (1850 metros, 3 horas). Sólo nos queda seguir el sendero, que pasa por delante de un refugio de pastores, para alcanzar nuestro objetivo de hoy.

Cola de Caballo, Ordesa.
Cola de Caballo, Ordesa.

El camino de vuelta tiene varias alternativas. Entre la cascada de la Cueva y la de Arripas, existe un puente que cruza a la orilla izquierda del río. Sendero menos transitado pero no por ello menos bonito que nos llevará hasta el área de descanso del sendero para personas con movilidad reducida. Desde aquí, podemos volver por este mismo sendero o cruzar el puente que cruzamos en la ida para volver por la margen derecha del Arazas hasta la pradera pasando por una imagen de la Virgen del Pilar.

Ruta sencilla y obligada para conocer el valle de Ordesa. Las mejores épocas para visitarlo son primavera y otoño por la cantidad de agua existente y por el colorido del valle. Ordesa engancha, ¡ven a descubrirlo!

Sendero adaptado para personas con movilidad reducida
Sendero adaptado para personas con movilidad reducida

Más fotos en pinterest.com/huellaenlanieve

Xenxo Gómez @ unahuellaenlanieve.blogspot.com.es

Facebook, Google+ e Instagram: Una huella en la nieve

Twitter: @huellaenlanieve

También te gustará

El Valle de Otal

Ordesa y Monte Perdido


Escribir comentario

Comentarios: 0