Puente Medieval de Montañana

En la histórica comarca de la Ribagorza, en su parte más oriental, encontramos lugares emblemáticos que hablan mucho de lo orígenes de la comarca, este es el caso del puente medieval de Montañana, ubicado sobre el Barranco de San Juan y salva el paso las aguas del río que lleva su mismo nombre. Se construyó principalmente para conectar los dos barrios que estaban separados por el río, y para cruzarlo había que pagar un peaje que servía como abono para sufragar los costos de mantenimiento y amortización de la construcción.

Puente Medieval de Montañana

Este puente medieval de Montañana está fechado en el siglo XV, fue construido en  construido con mampostería excepto en las dovelas de los arcos, estas se levantaron con sillares estrechos y muy alargados.

El puente presenta un tablero asimétrico inclinado en doble pendiente, con dos ojos en arco de medio punto; uno más pequeño que otro. Uno de los lados arranca directamente desde la parte rocosa, el otro se apoya en una pila dotada de tajamar y estribo triangular, estas a su vez se apoyan de las rocas que hay en el barranco

El arco más pequeño situado en la orilla derecha es similar al arco más grande, pero con dimensiones más pequeñas, se construyó en función de aliviadero. La calzada es ancha y tiene apartaderos para facilitar el tránsito de carros y ganado.

Publicidad en Huesca

La imagen del puente medieval de Montaña se mantiene intacta gracias a las labores de restauración, cuando se cruza es como si inmediatamente te transportaras a la época del medioevo, seguramente por allí pasaron personajes muy destacados con importantes cargas. Pasar por encima del él es imprescindible para ir al barrio principal y conocer la iglesia y la torre de la cárcel, así que anímate a conocerlo en tu paso por la Ribagorza oriental.

Texto; DescubreHuesca.com

Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pié de foto.

Escribir comentario

Comentarios: 0