Una mañana en el Valle de Otal

Por Xenxo Gómez

Recientemente tuve el placer de volver al valle de Otal después de casi año y medio sin poder pisarlo. Es uno de esos lugares que se te quedan en la retina y esperas con impaciencia el momento de volverlo a sentir. La primera vez fue una tarde de abril de 2012, en un día triste y nublado que apenas pudimos disfrutar por las nubes amenazantes que teníamos encima. Es por ello que tenía pendiente volver y, por fin, llegó el día esperado. 

 

Partimos desde el conocido Refugio y Camping de San Nicolás de Bujaruelo, al cual se llega por una pista de tierra de 7 km en regular estado desde el Puente de los Navarros, pasada la localidad de Torla y a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

 

Refugio y Camping de San Nicolás de Bujaruelo
Refugio y Camping de San Nicolás de Bujaruelo

En San Nicolás aún se pueden observar los restos de la iglesia que en tiempos hubo, pero sobre todo uno se queda impresionado al ver su maravilloso puente románico sobre las cristalinas aguas del río Ara.

 

Este lugar es punto de partida de muchas rutas senderistas, como pueden ser la travesía a Gavarnie por el Puerto de Bujaruelo, las ascensiones al Tendeñera o Vignemale o los valles de Otal y Ordiso, por ejemplo.

Puente románico de San Nicolás de Bujaruelo
Puente románico de San Nicolás de Bujaruelo

La mañana prometía. Con un sol radiante y una temperatura de 25ºC, comenzamos a caminar. Sin cruzar el puente, sale una pista bien marcada sólo accesible para vehículos autorizados que nos llevará hasta la fuente de la Femalla en unos 25’, lugar donde se encuentra la única bifurcación del camino, y que está bien señalizada con postes identificativos. 

Valle de Bujaruelo. Río Ara
Valle de Bujaruelo. Río Ara

Continuamos la pista hacia Otal, que comienza a ascender en zig-zags, si bien es cierto que existe un sendero de moderada pendiente que evita las lazadas acortando el camino. Mientras subimos tenemos unas espectaculares vistas del Puerto de Bujaruelo, de Gavarnie, paso fronterizo a Francia, y de la cabecera del río Ara.

Cabecera del Ara
Cabecera del Ara
Puerto de Bujaruelo
Puerto de Bujaruelo

Después de unos 45’ desde la bifurcación, llegamos a la entrada del valle de Otal, un valle glaciar tranquilo, poco masificado y donde, si andamos sigilosos, podremos ver alguna que otra marmota curiosa.

Vista general del valle de Otal
Vista general del valle de Otal

Como el calor apretaba, decidimos sentarnos en la orilla del río Otal y refrescarnos en sus frías y limpias aguas mientras disfrutamos del paisaje que nos rodeaba.

Río Otal
Río Otal
Circo de Otal. Al fondo, collado de Tendeñera
Circo de Otal. Al fondo, collado de Tendeñera

La vuelta se realiza por el mismo camino que la ida, aunque esta vez cogimos el sendero para evitar las lazadas y conectar con la pista un poco más abajo de la fuente de la Femalla y continuar por ella hasta llegar al Camping desde donde comenzamos nuestra andadura.

Texto y fotografías: Rubén Gómez 

También os gustará

Valle de Tena

Destino ideal en cualquier época, cada estación del año es un atractivo para el visitante. El invierno y la nieve, hacen que sea un destino perfecto para los amantes del esquí que pueden disfrutar de este deporte en (Leer más...)

Saravillo

Saravillo es una localidad Oscense con 80 habitantes situada en el Valle de Chistau (Comarca de Sobrarbe) a 950mts. de altitud, en pleno corazón del Pirineo Aragonés (Leer más...)


Escribir comentario

Comentarios: 0