Las Fallas del Pirineo Aragonés

Artículo en construcción

Las fallas de los Pirineos es una tradición festiva empleada en gran parte de las comarcas de la provincia de Huesca, extendiéndose hasta Cataluña Andorra y Francia. Consiste en un ritual con fuego llevado a cabo durante la noche de San Juan, o cerca al solsticio de verano, debido a su importante trascendencia cultural han sido incluidas por la UNESCO en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

¿Qué son las fallas?

Las fallas son antorchas, en los Pirineos se encienden para hacer procesiones presididas por los falleros o los jóvenes solteros, la marcha arranca desde los lugares más altos para seguir avanzando hasta la plaza del pueblo, en él, una hoguera los espera para ser encendida con ayuda de las Fallas.

Esta tradición propia de los Pirineos se encuentra documentada desde el siglo XI.

Reconocimiento de la UNESCO a las fallas de los Pirineos

En la candidatura que se presentó a la UNESCO se habla de que son cerca de 63 poblaciones de los Pirineos entre españolas y francesas, que celebran las fallas, cada una de ellas la celebra a su estilo, pero todas coinciden en que se trata de una hilera de antorchas que descienden desde lo alto para avivar la gran hoguera del pueblo. Este importante reconocimiento de la UNESCO se dio, gracias a que muchos pueblos de los Pirineos y vecinos de la provincia de Huesca han luchado incansablemente por no perder la importante tradición de las Fallas, también conocida como la fiesta del fuego en el solsticio de verano pirenaico.

Son muchas las personas que cada vez acuden en masa las poblaciones de Huesca y los Pirineos para presenciar esta importante tradición ancestral.

Lugares de la Provincia de Huesca en que se realizan las Fallas

La provincia de Huesca es una de las primeras que se anota dentro de esta ceremonia ancestral, allí algunos de los pueblos de las comarcas de la Ribagorza y Sobrarbe realizan las fallas durante el mes de junio.

La fiesta de las Fallas en los Pirineos de Huesca, por lo general arrancan con una deliciosa cena para todos, brindada en el lugar más alto de la población, después de terminar la cena encienden sus fallas preparadas por ellos mismos, e inician la marcha con sus antorchas encendidas, los más jóvenes al ver que ya están llegando al pueblo se alistan en una carrera para tratar de llegar con las fallas encendida hasta la plaza, al llegar las amontonan para encender la hoguera. Después de esto la gente se continúa animando al son de buena música.

En ciertos pueblos la fiesta con fuego no acaba ahí, por ejemplo, en Sahún en la comarca de la Ribagorza, la gente después de llegar al pueblo acostumbra a alejarse un poco de la multitud para mover sus fallas por encima de la cabeza y así formar espectaculares figuras de fuego.

Añadir desglose resto poblaciones

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com
Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pie de foto.