Museo de Creencias y Religiosidad Popular en Abizanda

Artículo en construcción

La lejanía y el difícil acceso a lugares montañosos de los Pirineos crearon una atmósfera de creencias autóctonas fusionadas con ideologías cristianas. Valiéndose de sus miedos y sentimientos de total indefensión, los hombres dentro de este ambiente forjaron sus fetiches para buscar protección divina de los acontecimientos sobrenaturales o desgracias.

Pensando en recoger estos históricos momentos de los Pirineos centrales, en Abizanda se creó el Museo de Creencias y Religiosidad, un lugar enigmático emplazado desde el 2005 en una abadía del siglo XVII con torre defensiva del siglo XI. En él se exhiben cerca de 8.000 objetos “mágicos” entre talismanes, rosarios, relicarios, crucifijos e imaginería, con fecha desde el primer milenio antes de cristo hasta la mitad del siglo XX.

Este particular museo de creencias en Abizanda se encuentra conformado por tres secciones que representan; la protección de la casa; la protección del individuo; y las creencias de la comunidad.

En la primera planta se pueden ver curiosos objetos y ritos que el hombre empleaba para ahuyentar los males y conseguir protección divina, en esta parte del museo de creencias se pueden observar particulares fetiches como es el caso del cinturón con amuletos, que colgaban en la cintura a los bebés para protegerlos del mal de ojo y otros males, este objeto proviene de la localidad de Bastarás y su origen se sitúa hacia el siglo XVIII. En el museo se encuentra la sala de diezmos que aún conserva la escalera en la que cual los habitantes dejaban el diezmo al cura que allí habitaba. El Museo de creencias también cuenta con audiovisuales y un bancos de imágenes.

Quienes deseen disfrutar un poco más su estancia en el museo de Abizanda pueden visitar la iglesia en estilo gótico y renacentista y la fascinante torre del castillo del siglo XI, que formaba parte de la línea defensiva cristiana del Cinca.

Publicidad en Huesca

Texto; DescubreHuesca.com
Fotografías; DescubreHuesca.com y colaboraciones detalladas a cada pie de foto.